Featured article #1

wiki:mop-y-sus-autopistas (view original)

Las autopistas existentes

El MOP ha llevado a cabo 7 autopistas en Santiago:

autopistas_santiago3.jpg

El MOP no tiene intención de detenerse. Sus planes son meter más y más autopistas en la ciudad. Sus planes declarados por el momento (pero no es fácil anticipar sus movimientos) son las autopistas Vespucio Oriente y Costanera Central, afectando Las Condes, Ñuñoa, La Reina, Peñalolén, Macul, La Florida, Puente Alto.

El proceso de implementación de las autopistas existentes

La historia del MOP construyendo autopistas es un verdadero prontuario de ilegalidades, ocultamientos de información, y atropellos de la voluntad ciudadana. Los principales aspectos de esa historia son:

  • Miente sobre el financiamiento: Ha aseverado incansablemente que las autopistas las financian los usuarios y no el fisco, lo que es falso. El Estado ha aportado enormes recursos que los ciudadanos preferiríamos que se hubieran puesto en otras cosas, como transporte público. Más información.
  • Intenta eludir la ley ambiental: Inventó el artilugio de que sus autopistas no son realmente tales, sino "autovías", con el propósito de evadir las evaluaciones ambientales. Más información.
  • Declaraciones ambientales en vez de Estudios de Impacto Ambiental: Cuando no logra eludir el proceso ambiental, el MOP no ha hecho Estudios de Impacto Ambiental, sino que ha optado, y la autoridad ambiental se lo ha permitido, por una Declaración de Impacto Ambiental, que es un trámite sencillo y superficial. Más información.
  • No fiscaliza: No cursa multas a las empresas que vulneran las exigencias ambientales mientras construyen y operan las autopistas. Más información.
  • Erradica comunidades quitándoles sus derechos: A los residentes con casa propia que deben ser erradicados para construir la autopista, les exige que opten por uno de sus dos derechos, el de la ley ambiental y el de la expropiación. Negar un derecho es ilegal, pero el MOP lo ha hecho práctica habitual. Más información.
  • Cambia los proyectos ilegalmente: Renegocia los contratos con las empresas posteriormente a la licitación, acordando cambios y adiciones de obras que superan por mucho el límite legal. Más información.
  • Oculta información de sus proyectos. Estudios, planos, reportes, etc. Mientras públicamente dice cosas como que las velocidades en las autopistas serán de 100 km/h, sus estudios técnicos, que mantiene ocultos, dicen otra cosa. Más información.
  • Miente: En varias oportunidades ha sido descubierto en flagrantes mentiras que buscan facilitar que los proyectos se concreten a pesar de sus debilidades. Más información.
  • Vulnera los Planos Reguladores: Pasa por encima de todos los procesos formales que rigen los cambios a los Planes Reguladores. En vez, mete las autopistas por Decreto Supremo, cambiando los trazados por nuevos Decretos Supremos cada vez que se le antoja. Más información.
  • Despotismo absoluto: Decide sus proyectos entre cuatro paredes, sin consultas ni participación ciudadana. Este aspecto no requiere mayor ahondamiento: todos sabemos que en Santiago lo que se construye nunca tiene una validación con la ciudadanía. Desde 2012, en todo caso, sus pecados son mayores a los usuales, pues el MOP está incumpliendo la Ley de Participación Ciudadana y la Ley de Concesiones. Más información.

¿Cómo es posible que un Ministerio actúe de esta manera? ¿Impune y arrogante, sin consecuencias? Es la muestra de la debilidad de nuestra democracia, en que no hay ninguna institución apta para controlar los abusos de los ministerios, ni parlamentarios que fiscalicen, ni prensa que le importe. Revisa aquí otras irregularidades del MOP, detectadas en este caso por la Contraloría General de la República.

En 2006 el Ministro de Obras Públicas Eduardo Bitrán aseveró que la agenda del MOP la imponen ciertos intereses empresariales (El Diario Financiero, 14-julio-2006). Hizo revuelo político por un par de días, pero no pasó nada más. Chile seguramente es el único país donde el propio ministro puede decir que su ministerio obedece a intereses empresariales sin que ello conlleve investigaciones periodísticas, judiciales o parlamentarias; no hubo ninguna de las tres.

Las autopistas que actualmente el MOP pretende construir en Santiago

Más información

Si no se indica lo contrario, el contenido de esta página se ofrece bajo Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 License