¿Qué hay que arreglar en la UOCT?
La Unidad Operativa de Control de Tránsito (UOCT) fue creada para coordinar los semáforos de Santiago. En principio son los municipios los "dueños" de los semáforos, pero la mayoría de ellos son traspasados para su control a la UOCT.

La UOCT es uno de los organismos más marcadamente pro-automóviles que existe en Chile, por lo cual necesita cambios de fondo. Principalmente:

  • La UOCT usa metodologías matemáticas para coordinar semáforos que son muy sesgadas. Su objetivo es minimizar el tiempo perdido de los automovilistas. No intenta minimizar el tiempo perdido de las personas en general, ni de los vehículos en general; de los automovilistas solamente.
  • Como consecuencia particular de lo anterior, a la UOCT no le importa cuáles son las magnitudes de los flujos peatonales para programar los semáforos. Esto se traduce en que hay muchas esquinas donde un número alto de peatones debe perder mucho más tiempo del apropiado con el fin de que los automovilistas no pierdan su tiempo.
  • En teoría todos los semáforos necesitan dar un tiempo mínimo para cruzar la calle caminando, a paso normal. La UOCT usa números absurdos para esto, generando como consecuencia que las personas debemos andar corriendo para llegar al otro lado.
  • Aunque en principio su rol está orientado solo a semáforos, la UOCT ha tenido un rol activo en promover cambios a la geometría de las intersecciones con el propósito siempre de mejorar los tiempos de desplazamiento de los automovilistas. En particular ha promovido "mayores radios de giro", que significa eliminar parte de las veredas para que los autos puedan doblar más rápido, poniendo en peligro a los peatones no solo por la mayor velocidad sino por el ángulo en que los autos enfrentan a los peatones.
Si no se indica lo contrario, el contenido de esta página se ofrece bajo Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 License