Transantiago en el gobierno de Sebastián Piñera

Durante el gobierno de Sebastián Piñera se decidió que la forma de arreglar el Transantiago era a través de una sola cosa: cambiar los contratos de los operadores. Los contratos originales eran como la mona, no hay duda, pero imaginar que solo cambiando los contratos se podría mejorar de verdad el sistema, era fantaseoso. No importa el contrato que tengas, la congestión que aqueja los buses va a ser la misma, por ejemplo, pero el gobierno de Piñera no tenía interés en invertir dinero en Transantiago. La única inversión que hizo el gobierno de Piñera en Transantiago fue el corredor de buses de Av. Departamental, pese a que prometió hacer mucho más (mira aquí el plan de inversión que sigue publicitándose incluso hoy en la web). La página web del Transantiago tiene una sección de infraestructura que es un verdadero chiste de mal gusto: detenida en el tiempo en 2011, y revelando que lo poco que se invirtió, se hizo en el gobierno anterior. Triste espectáculo. Mira esta página de la web del Transantiago.

El único aporte del gobierno de Piñera, los nuevos contratos, comenzaron a regir paulatinamente desde marzo de 2012, y en forma definitiva desde septiembre de ese mismo año (mira aquí cómo anunció la noticia el Ministerio). Contraviniendo toda la práctica usual del Ministerio de Transporte, no hubo licitación: los nuevos contratos fueron producto de una negociación a puertas cerradas cuyos detalle nadie conoció. La despistada prensa que tenemos en Chile ni siquiera se interesó en cubrir este tema. Por primera vez desde el retorno a la democracia los contratos del transporte público de Santiago se negociaron a dedo en vez de en una licitación y nuestros periodistas no consideraron que fuera noticia!

Como habrás notado en la calle, nada cambió realmente desde 2012, excepto que aparecieron en muchos paraderos los "fiscalizadores" (gente contratada por las empresas para asegurarse que la gente no evada). Eso es porque en los nuevos contratos la evasión le pega directo a los operadores, cosa que no pasaba en los contratos originales. Eso fue un gran aporte de los nuevos contratos. Pero la fantasía de las autoridades, de lograr que el sistema fuera mejor cambiando los contratos, no se logró.

Conoce más detalles de los cambios de contratos durante el gobierno de Piñera.

Si no se indica lo contrario, el contenido de esta página se ofrece bajo Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 License